Las navajas del púgil – 08 Martínez vs. Sánchez

Scroll down to content

*** Hola a todos, llegó la hora, Roberto Martínez está de vuelta en el ring profesional, les dejo el nuevo capítulo y no se olviden de compartir que es gratis 😀 ***

portada 02

Martínez vs. Sánchez

Roberto y sus entrenadores llegaron a Tepic, Gerardo saludo a su familia y presentó a Roberto. -Este es el muchacho que entrará al concurso.- Dijo Gera. -Esperamos mucho de ti.- Dijeron los familiares del entrenador, Roberto sonrió incómodamente.

 

Entraron a la casa y era algo amplia, tenía un patio grande con llantas de diferentes tamaños y un costal de boxeo. -Ahí entrenarás muchacho.- Dijo Gerardo con un tono nostálgico pues ahí es donde solía practicar cuando iniciaba su carrera como boxeador.

 

La primera pelea del torneo ya estaba a la vuelta de la esquina así que Roberto fue a pesarse para el primer encuentro. Entraron a un cuarto donde había varios encargados del concurso y algunos reporteros, Wilfredo Sánchez, su oponente estaba también ahí, ambos se quitaron sus playeras, pantalones, zapatos y procedieron a la báscula.

 

Ambos estaban en forma y dentro del peso límite, uno de los reporteros se acercó a Wilfredo y le preguntó. -¿Que esperas de la pelea de mañana?- Acercando el micrófono, pues estaban grabando para un noticiero local. -Una pelea justa y pues una victoria ya que tengo a mi madre apoyándome desde casa, no estaría aquí si no fuera por ella.- Contestó Wil con una sonrisa.

 

Estas palabras molestaron un poco a Roberto, el reportero se acercó a Martínez mientras este se volvía a poner su playera. -¿Está nervioso por ser parte de la primera pelea del torneo?- Preguntó el reportero pero Roberto lo ignoró. -Dentro del ring estás solo, no importa quien te apoye, yo voy a ganar simplemente porque soy mejor.- Declaró con determinación. Su oponente se volteo hacía a él, ambos se acercaron y se vieron a los ojos, el cuarto se llenó de tensión.

 

Al día siguiente se llevaría acabo la pelea en la arena Chevrolet de la ciudad de Tepic. El lugar era algo más grande que los lugares a los que Roberto estaba acostumbrado.

A pesar de que la arena no estaba llena había una cantidad considerable de gente. Ambos boxeadores entraron al centro del ring. El presentador entró con un micrófono -La pela será de 6 rounds con límite de 3 caídas, el ganador podrá pasar a la siguiente ronda- explicó el presentador. -En la esquina azul, con 3 victorias por knockout y hasta ahora invicto, de Bahía de banderas, Roberto Martínez.- Anunció el presentador y varios del público abuchearon, al parecer las palabras que dijo no habían sido agradables para el público. -En la esquina roja, de huajicori y con 3 victorias y una derrota, Wilfredo Sánchez.- gritó el presentador mientras varios del público lo apoyaban. -Pártele su madre.- Gritó un señor en las gradas. El presentador se retiró y ambos boxeadores fueron a sus esquinas, sonó la campana y la pelea comenzó.

 

Wilfredo se lanza impetuosamente contra Roberto y lanza una combinación pero este la esquiva con facilidad. Martínez conecta un jab, mueve sus piernas y conecta 2 jabs, usa su juego de piernas y lanza 3 jabs, todos conectan. Sánchez intenta conectar pero Roberto es demasiado rápido.

Cuando Wilfredo lanzaba un golpe, Roberto ya le había dado una vuelta completa saliéndose del campo de visión de su oponente. Martínez Lanza 2 jabs, Wilfredo se los cubre pero su oponente aprovecha que su guardia está arriba y dispara un devastador gancho al hígado, Sánchez se dobla del dolor y Martínez lo remata con uppercut de izquierda dejando en la lona a su oponente.

 

-¡Santo Jesús, cuánto tiempo corrió en la arena!- Exclamó Mike desde la esquina azul sorprendido por la velocidad de Roberto. -Lo tumbó solo usando la izquierda.- Agregó Gerardo. -¡5!- contaba el árbitro. -Levántate- Gritaba la audiencia y Roberto con una pose soberbia veía a su oponente desde la esquina neutral. -Maldita sea.- Dijo Wilfredo entre dientes y agarrando todo su coraje se levantó.

 

La pelea continua y Roberto masacra a su oponente con una lluvia de jabs increíble. Wilfredo lanza un jab, pero Roberto lo esquiva agachándose y lanza un jab al abdomen.

 

 Sánchez lanza un golpe recto pero Martínez contesta con un contragolpe de izquierda que deja en el suelo por segunda vez a su oponente.  El público estaba helado, Roberto de nuevo se retiró a la esquina neutral, el árbitro empezó a contar, a pesar de la gran diferencia de habilidades Roberto no podía evitar sentir un poco de envidia.

Wilfredo solo podía pensar en la cálida sonrisa de su madre, en todos los autos que tuvo que limpiar, todas las veces que fue a entrenar a pesar de estar cansado, las joyas que su madre tuvo que empeñar para que él pudiera llegar al torneo. -Hijo, no se deje, pelee con todas sus fuerzas y gane.- Escuchó en su cabeza Wilfredo y se levantó con sangre escurriendo de sus labios.

 

Roberto sonrió porque podía golpear un poco más a su oponente. -Ve el rostro del muchacho.- Le dijo Gera a Mike para que este pudiera ver la diabólica sonrisa de Roberto, la misma cara que portaba cuando sacó al gavilán del ring, la misma cara que dibujó mientras dejaba agonizando a Obed. -Esa es la cara de un verdadero boxeador.- Dijo Gerardo orgulloso de la técnica de su boxeador.

 

Jab, gancho izquierdo, uppercut izquierdo por parte del boxeador de la esquina azul, Wilfredo contesta con un uno dos que conectan en el rostro de Roberto pero este sigue sonriendo como si no le doliera. Martínez lanza un gancho al hígado, Wilfredo se tambalea. -No te caigas, si me caigo de nuevo pararán la pelea.- Pensó Wilfredo y luego intentó alejarse de Roberto pero sus piernas no respondían adecuadamente.

Un jab, dos, tres, todos los golpes de Martínez conectan, gancho al plexo solar el cual deja sin aliento a Wilfredo, dos jabs conectan en el rostro de Sánchez y el público no deja de apoyarlo. Wilfredo lanza un jab y un gancho derecho, Roberto esquiva el jab y se cubre el gancho.

Martínez lanza un poderoso Jab que voltea el rostro de Wilfredo, esto hace que el púgil pueda ver el reloj del establecimiento, aún faltaban 50 segundos para que el primer asalto terminara. -Debo aguantar casi un tercio del round y ya no puedo más.- Pensaba Sánchez mientras se quedaba sin esperanza.

Roberto lanza una rafaga de jabs, dejando a su oponente contra las cuerdas. -Ya no puedo moverme.- Pensó Wilfredo mientras se cubría de los cortantes jabs de su rival hasta que finalmente la defensa de Wilfredo cede y Roberto dispara un recto con su izquierda y derriba a su contrincante por tercera vez, ya no es necesario contar, la pelea ha terminado. Martínez pasa a la siguiente ronda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: