Las navajas del púgil – 05 Derrota

Scroll down to content

*** Hola, quiero agradecerles por el apoyo que le dieron a la página de Facebook llegamos a 1,000 likes, hoy Las navajas del púgil cumplen un mes 😀 así que sin más les dejo el capítulo 05***

portada 01

Derrota

Sergio y su entrenador agradecieron a Gera y a Roberto por el sparring una vez que este se levantó, pues estuvo unos momentos inconsciente. -El muchacho tiene futuro, quizá podamos acomodarlo en alguno de los eventos de Sergio. -Dijo el entrenador refiriéndose a Roberto. -No se que tenías dentro de los guantes, tus golpes no parecen de un peso superpluma.- Agregó Sergio elogiando la fuerza de su oponente. Roberto estuvo callado durante toda esta plática. Nunca había sido derrotado y el hecho de que esto ocurriera era un poco más abrumador de lo que había pensado.

 

Roberto continuó con su entrenamiento pero se le veía distraído y hasta cabizbajo. -Güero, te veo agüitado, ¿Es por el sparring?-  Preguntó Gera en uno de los descansos. -No, solo estoy pensativo, el sparring estuvo bueno, pero ¿cuándo será mi siguiente pelea?- Dijo Roberto de manera insegura, sin embargo Gera conocía a su boxeador, sabía que lo que realmente le preocupaba era perder de nuevo después de haber esperado tanto por una pelea. -El mundo del boxeo es grande, tienes que entrenar y entrenar hasta que seas tan grande que la distancia de aquí al cinturón se vea pequeña.- Dijo Gera tratando de animar a Roberto. -Pero, bueno ponte a golpear el costal. – Agregó.

 

Roberto acabó su entrenamiento del día y se dirigió a su casa, se dió una ducha y posteriormente fue a la cocina para preparar una sopa instantánea, su madre estaba fuera trabajando horas extras en un turno nocturno. Prendió el televisor y sintonizó el canal que transmitía un evento de boxeo, la defensa de título mundial del peso welter.

 

Ver toda la gente de las gradas que pagan miles de dólares para ver a los mejores del mundo, las estrellas que cantan los himnos nacionales, los famosos que acompañan a los boxeadores,las extravagantes entradas, y lo más importante, el cinturón.

-El retador se estará llevando a casa 30 millones de dólares.- Dijo uno de los comentaristas en la televisión mientras Roberto observaba el vaso vacío de su sopa instantánea.

 

La pelea finalizó, fue un asombroso espectáculo de 12 rounds con una decisión unánime a favor del campeón. Una defensa exitosa, sin embargo, la derrota del retador aclaró la mente de Roberto, el mundo no recuerda a los mediocres, Sergio Berchelt aún no era un clasificado nacional, no se diga un campeón nacional y mucho menos un campeón mundial. La distancia que Roberto tenía que recorrer para cumplir sus sueños era abrumadora, pero no había lugar para las dudas, ni para el miedo, mucho menos para la derrota, en esa noche Martínez determinó en su corazón que si algún día perdía en una pelea profesional se retiraría del boxeo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: